miércoles, 27 de abril de 2011

Espárragos en salsa

¡Tras un largo tiempo sin publicaros recetas, hoy vuelvo con una bastante curiosa! Yo pensaba que los espárragos eran fáciles de hacer, pero realmente no.
El procedimiento sí es sencillo, pero cuando los empiezas a hacer se complica la cosa.

Siempre podéis comprar los espárragos ya cocidos y preparar una salsita rica, pero como a mí me atraen las recetas verdaderas y de toda la vida, las naturales, he decidido hacer la receta desde que salen de la huerta hasta que van a la boca.


Para preparar los espárragos vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

- 6 espárragos (yo he hecho 18 espárragos).


- Sal (18g por litro).

- Bastante agua.


Para la salsa:

- Aceite (Yo como compré los aceites con especias, verduras y frutas usé un aceite con limón y romero. Este sabor pega mucho con los espárragos así que os aconsejo echar después del aceite una o dos cucharaditas de jugo de limón).

- Chalota.

- Perejil.

- Cebolleta.

- Una pizca de sal.

Utensilios en especial:

- Unas cuerdas o gomas para sujetar los manojos de espárragos.

- Un trapo o la tapa de la cazuela.

- Una cazuela bastante grande.

Elaboración:

1.- Primero vamos a pelar con un pela patatas un poco los espárragos.


2.- Una vez pelados los lavamos y los secamos.


3.- Llenamos una cazuela con agua y sal siguiendo la formula de 18g de sal por litro y dejando la cabeza del espárrago sobresaliendo.


4.- Ponemos el agua con la sal a hervir. Mientras tanto unimos con una cuerda los espárragos en grupos de 6 con el mismo tamaño y calibre. Ponemos una goma o una cuerda a 5cm de la cabeza, y otra a 8cm más o menos.


5.- Cuando empiece a hervir el agua metemos los espárragos inclinados y tapamos la cazuela con un trapo o con la misma tapa de la cazuela en caso de que no llegue a tocar la cabeza del espárrago o la toque bien poco. La parte sobresaliente se hará con el vapor.


6.- Como el agua no tiene que hervir a borbotones ve controlando el fuego mientras controlas con la punta de un cuchillo si están bastante blandos o no.


Nota: Los espárragos tienen que estar dentro de la cazuela entre 15 y 40 minutos. Depende del tiempo que lleven fuera de la huerta y el tamaño.


7.- Una vez listos, los escurrimos y los dejamos enfriar en un platito.


8.- Cuando estén fríos cortamos el tallo de los espárragos ya que habrá quedado duro, y los ponemos en una fuente.


La salsa:


9.- Con un espray rociamos con el aceite los espárragos.


10.- Añadimos la sal por un solo lado sin guarrear mucho.


11.- Finalmente les echamos las especias que más nos gusten o las que he puesto arriba. Las que he puesto en los ingredientes son las que mejor pegan, pero cada cual a su gusto.


12.- Los metemos a la nevera y los servimos una vez fríos.

Y con esto doy por terminada la receta. ¡Están deliciosos! si los condimentáis bien os van a quedar riquísimos, en cambio, lo malo es que si metéis la pata no os van a gustar para nada. Hice unas cuantas pruebas con los otros a ver cómo estaban mejor, y creedme que la receta que os he puesto está genial.

Y como ya no tengo más tiempo ya que hoy tengo academia de japonés... Tengo que terminar los deberes que no he podido hacer de vacaciones.

¡Bon Appetit!

2 comentarios:

  1. Ainssss, yo soy de las que abre el tarro de espárragos y listo, no me paro a cocerlos yo, jejeje, soy una comodona
    A ti te han quedado genial y, lógicamente estarán riquísimos, eso seguro
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, pero después de tardar tanto para comerlos igual que los que vienen en el tarro igual hasta lo prefiero comprar directamente jajajaja.

    ¡Gracias por comentar! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

AddThis