viernes, 9 de diciembre de 2011

Tallarines caseros

Como ya sabéis, ya que lo he puesto incontables veces en el blog, soy gran amante de la pasta. Es por eso que hace relativamente poco, un amigo que es como mi propio hermano para mí, me regaló un libro de cocina italiana. Asique he decidido estrenarlo cocinando uno de los platos que más me gustan: Tallarines.

Por primera vez en éste blog voy a explicar cómo hacer la masa de los tallarines, cosa que siempre he pensado que era más complicado. Con ésta sencilla receta no vas a necesitar ni maquinas aparatosas ni utensilios molestos.


Ingredientes para 4 personas:

- 450g de harina.

- 4 huevos.

- Una pizca de sal.

- Perejil.

- Pimienta.

- Una nuez de mantequilla.

- Queso rallado.

- 2 dientes de ajo.

- Aceite.

Utensilios en especial:

- Un rodillo.

- La cazuela.

- Un wok.

- Film transparente.

- Un tamizador o un colador.

- Una espátula (si es de silicona mejor).

Elaboración:

1.- Primero tamizamos la harina en un bol grande.

2.- Batimos los 4 huevos, hacemos un agujero en medio de la harina y los incorporamos.

3.- Removemos con la espátula hasta que no pueda más, entonces es cuando enharinamos la mesa de trabajo y amasamos con las manos. Si vemos que ésta demasiado húmeda la masa le añadimos un poco más de harina.

4.- Cuando veamos una masa solida que no se pegue demasiado, la envolvemos en fil transparente y la dejamos reposar entre 15 y 20 minutos aproximadamente.

5.- Una vez transcurrido el tiempo, desenvolvemos la masa y la estiramos con un rodillo asegurándonos de que quede bien fina.

6.- Hacemos 3 capas, una encima de otra, y cortamos tiras de 1cm de grosor.

7.- Para hervir la pasta es más rápido que con la pasta seca. Ponemos abundante agua a hervir en una cazuela con un puñado de sal y una cucharada de aceite.

7.- Cuando empiece a hervir, añadimos la pasta con un poco de perejil y una nuez de mantequilla.

8.- Mientras tanto picamos los dos dientes de ajo y rallamos el queso.

9.- Una vez que esté lista la pasta, la escurrimos y la salteamos al wok con el ajo y una pizca de aceite.

10.- Con el fuego bajo añadimos el queso para que se gratine y un poco de pimienta negra molida.

¡Y ya tenemos nuestros tallarines caseros listos para comer! ¡Bon appetit!

3 comentarios:

  1. Un currelo enorme, pero fijo que el resultado merece la pena ¿no? Hoy he comido pasta yo, la verdad es que para mí también es una debilidad.
    Saludos!

    ResponderEliminar

AddThis