jueves, 4 de octubre de 2012

Tarta de Moras Silvestres

El pasado fin de semana tocaba ir al pueblo de visita, y como todos los años nos tocó ayudar en la cosecha, y nuestros esfuerzos fueron recompensados. Nos trajimos a casa tal cantidad de verdura que no nos da tiempo a comerla.

En uno de nuestros paseos vespertinos encontramos muchas zarzas con moras silvestres enormes. Y teniendo la oportunidad de llenar los bolsillos no la vamos a dejar pasar... Pero había tantas que tuvimos que hacer mermelada para que aguantase el viaje. Las demás las metimos en un tarro con la esperanza de que llegasen sanas y salvas.

Al volver vimos que estaban perfectas pero si no hacíamos algo con ellas pronto se iban a poner malas, ¿Qué podíamos hacer? Solución rápida: Más mermelada y Tarta de Moras Silvestres.


Elaboración:

Para la mermelada:

- 450g de moras.

- Medio limón.

- 200g de azúcar.

Para la masa:

- 500g de harina.

- 125g de mantequilla.

- Un poco de agua fría.

- 2 huevos.

- 2 cucharadas de azúcar.

Elaboración:

1.- Lo que más tiempo lleva es la mermelada, por lo tanto, va a ser lo primero que hagamos. Para ello, vamos a verter las moras en una cazuela con el zumo de medio limón y el azúcar. Removemos poco a poco y dejamos a fuego medio que suelte jugo.

2.- Mientras las moras sueltan jugo pasamos a hacer la masa quebrada: mezclamos la harina con el azúcar, la mantequilla derretida (con 10 segundillos en el microondas basta) y 1 huevo.

3.- Mientras mezclamos añadimos 2 o 3 cucharadas de agua fría y amasamos. La masa tiene que quedar un poquito pegajosa pero que no se nos pegue, por lo que si vemos que hace falta más agua vamos a añadirla sin miedo.

4.- Una vez logrado nuestro objetivo dejamos de amasar y hacemos una bola. Posteriormente metemos la masa a la nevera más o menos media hora.

5.- Mientras nuestra masa para la base se enfría en la nevera, nos lavamos bien las manos y echamos un vistazo a la mermelada. Removemos un  poco y con la ayuda de una batidora trituramos las moras que queden sin deshacerse.

6.- Una vez trituradas dejamos a fuego bajo 5 minutos y retiramos la cazuelita del fuego.

7.- Cuando comience a enfriarse colamos la mermelada asegurándonos de que no queden grumos o solo unos pocos. El resto podemos aprovecharlo para confitar.

8.- Introducimos la mermelada a la nevera para que termine de enfriarse.

9.- Sacamos la masa de la nevera una vez transcurrida la media hora, enharinamos una mesa de trabajo, y en ella, con la ayuda de un rodillo vamos a aplanar la bola. Tened en cuenta que tiene que ser redonda.

10.- Una vez tengamos una masa fina, de medio centímetro de grosor más o menos. La vamos a poner en un molde redondo. Una vez tengamos el molde cubierto recortamos las sobras y con ellas hacemos tiras.

11.- Sacamos la mermelada de la nevera, depende de cuando haya terminado e hacerse estará completamente fría o templada. La vertemos sobre la base extendiéndola bien, y sobre ella cruzamos las tiras.

12.- Precalentamos el horno a 180ºC y batimos ligeramente el huevo que nos ha quedado. Éste lo vamos a extender sobre la masa con una brocha o pincel de cocina para dar brillo.

13.- Finalmente, metemos la tarta en el horno y aumentamos la temperatura a 200ºC entre 25 y 40 minutos.

En caso de que os haya sobrado masa podéis hacer mini-tartas en moldes de magdalena como ésta, quedará muy bonito y delicioso:


Para finalizar deciros que Delicias Para Tu Boca se mantiene en el puesto 24 en los Premios #Bitacoras12, os animamos a seguir votando y ayudarnos a entrar en los 10 primeros puestos pinchando en la siguiente imagen.

Votar en los Premios Bitacoras.com

¡Muchas gracias por vuestra colaboración!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis