sábado, 23 de febrero de 2013

Brownies con Pistacho y Almendra


¿Sabíais que Brownie, traducido a nuestro idioma, significa marroncito? El brownie es un pastel de chocolate partido en pequeñas porciones de uno o dos bocados típico de la gastronomía de los Estados Unidos. Se le llama así por su color amarronado, "brown" y suele llevar frutos secos en su interior.

Algo gracioso es la forma en la que se elaboraron por primera vez. Un cocinero descuidado se le olvidó echar a la masa del pastel de chocolate levadura, y cuando lo sacó del horno lo vendió como brownies.



Ingredientes:

- 200g de chocolate para postres.

- 50g de pistachos.

- 100g de almendras.

- 125g de harina.

- 300g de azúcar.

- 150g de mantequilla.

- 3 huevos.

- Azúcar glacé.

Elaboración:

1.- Vamos a empezar pelando los frutos secos y troceando las almendras, los pistachos vamos a usarlos enteros.

2.- Derretimos el chocolate junto con la mantequilla al Baño María. Nos aseguramos que se mezcle todo bien formando un chocolate muy suave.

3.- Batimos con la ayuda de una batidora de varillas, los huevos con el azúcar hasta que estén ligeramente espumosos. A continuación, añadimos la harina y seguimos batiendo durante 2-3 minutos más.

4.- Ahora nos toca añadir el chocolate a la masa, mezclamos todo bien con la ayuda de una cuchara haciendo movimientos de abajo a arriba.

5.- Finalmente, precalentamos el horno a 180ºC durante unos diez minutos y añadimos los frutos secos a la masa. Una vez que veamos que el horno está caliente, vertemos la masa en un molde rectangular y lo metemos al horno durante 25 minutos.

Consejo: Hay hornos que calientan más que otros, por eso, para saber si el brownie está hecho, clavamos un palillo. Al sacarlo, si vemos que se ha manchado de chocolate, significa que hay que dejarlo más tiempo. Si sale limpio, los brownies están listos.

6.- A la hora del emplatado podemos usar el azúcar glacé espolvoreándolo por encima de las porciones. 


Solo falta el aroma y el sabor en la fotografía para que lo podáis apreciar mientras leeis esta receta, pero tranquilos, que ya lo disfruto yo por vosotros. ;)

4 comentarios:

  1. Me encanta el brownie chiqui, cuando me enteré de la procedencia del nombre me hizo mucha gracia, luego ví también que los que se hacian con chocolate blanco se llaman blondies y yo en mi blog, para un concurso de brownies, hice uno de guisantes al que llame greenie jaja que bueno esto de los nombres ehhh
    Besotes guapisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¡Muy original! La verdad es que tiene muy buena pinta, y el nombre es muy gracioso. ¡Te robaré la receta!

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. vivan los cocineros despistados, vivan tus brownies y que risa, es verdad, nunca lo había pensado, la traducción son MARRONCITOS, JEJE! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja La verdad que sí, es bastante gracioso. Y los mejores platos son los que han salido por casualidad, no hay duda.

      ¡Un beso!

      Eliminar

AddThis