Fresas bañadas en chocolate


Pasado mañana ya es San Valentín, la fiesta de los enamorados. Por lo que hoy os traemos una receta muy sencilla de elaborar para tu pareja, o si no tienes con quién celebrarlo, para disfrutar tu solo, que a veces se está mejor soltero. 

Esta receta a la par que sencilla de elaborar y deliciosa, es muy apropiada para estas fechas, aunque puedes hacerla cuando te apetezca. Suele relacionarse con el erotismo, así que, ¿Cuál puede ser más apropiada?

Y aunque yo me he ido por lo fácil (hasta ahora no he pensado en que había otras composiciones), podéis bañarlas en chocolate negro con hilillos de blanco, chocolate blanco con hilillos de negro, mitad chocolate blanco mitad chocolate negro, o simplemente, experimentar. Para la próxima vez los haré de chocolate blanco con hilillos de chocolate negro.

Solo necesitarás 3 ingredientes:

- 1 chorretón de nata para cocinar.

- Chocolate negro para postres.

- 1 docena de fresas.

Elaboración:

1.- Limpiamos las fresas y les quitamos las hojas, pero solo las hojas. Mientras, derretimos el chocolate al baño maría.

2.- Una vez derretido el chocolate añadimos un chorretón de nata para que no quede muy grueso y removemos.

3.- Ensartamos las fresas en palos para brochetas y las untamos en el chocolate.

4.- Dejamos secar el cacao a temperatura ambiente hasta que se endurezca.

¡En 4 sencillos pasos ya tenemos una receta para hacer las delicias de vuestras parejas!

Si os soy sincero, esta receta no la hice con la intención de San Valentín, simplemente vi en la frutería fresas y me dije, ¡Chocolate! y ya está, por un simple antojo ya tenía el hueco de esta celebración lleno en el blog. 

Y si queréis sorprender a la o el afortunado con algo más elaborado, siempre podéis pensar en hacer un "éclair". Cuya receta podéis ver pinchando aquí.