Puding Caramelizado de Croissants y Frambuesas


Hace unas semanas, decidí descargarme la aplicación "Foto Recetario" para iPad. Es una aplicación bastante buena, te da los ingredientes que necesitarás para la receta y te explica a base de fotografías cómo elaborarla. Aunque a veces es un poco confuso...

Mientras ojeaba la aplicación, observé una receta de puding de croissants y frutos rojos con muy buena pinta. Así que puse un poco de imaginación, cambié las medidas, le di mi toque, y añadí algún que otro ingrediente (tenía ganas de usar el soplete de cocina así que...). Finalmente, tras los cambios, me chupé los dedos. Se ha convertido en mi postre favorito sin ninguna duda.

Ingredientes para 4 personas:

- 175ml de leche.

- 17g de mantequilla.

- 1 huevo.

- Azúcar moreno (opcional).

- 1 croissant grande o dos pequeños.

- Frambuesas al gusto.

- 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).

Elaboración del plato:

1.- Derretimos la mantequilla y bañamos con la mitad los 4 moldes de cerámica de 30cl (o lo que queramos usar). Troceamos el o los croissants y los metemos en los moldes junto a las frambuesas.

2.- Ponemos a calentar la leche sin que llegue a hervir. Una vez calentada, añadimos el huevo batido y una cucharadita de esencia de vainilla. Removemos con la ayuda de unas varillas.

3.- Cuando esté todo perfectamente ligado, vertemos la masa líquida sobre los moldes bañando bien los croissants para que no se nos quemen en el horno.

4.- Ahora lo meteremos en el horno precalentado a 200ºC durante unos 20 minutos.

5.- Cuando lo saquemos añadiremos una capa de azúcar moreno y con la ayuda de un soplete de cocina quemamos el azúcar caramelizando así el puding.

¡Et voila! Un delicioso postre de cucharita para comer caliente después de una buena cena o comida.



Este es el flambeador que yo utilizo, lo compré en Amazon y estoy muy a gusto con él. Os doy unos pocos consejos a la hora de utilizarlo:




1.- Hay que tener cuidado a la hora de recargarlo. Para ello, tenéis que comprar un bote de Gas Azul, solo cuesta 3€. Cuando lo recargues, asegúrate que esté el bote boca abajo y en diagonal.



2.- Después de cada recarga, es aconsejable esperar más de un minuto antes de su uso para que no estalle.



3.- Cuando abras la ruedilla del gas y lo prendas, en la parte delantera hay un controlador para el aire, con ello puedes cambiar la potencia. Y con la ruedilla del gas podréis cambiar el tamaño de la llama.