Rulos de Bacon con Jamón, Queso y Calabacín con Salsa de Fresas y Naranja Caramelizada


Un título largo para una receta corta, algo deliciosamente irónico.

Era ya Martes y no tenía aún nada planeado para cocinar durante la semana. Normalmente, me gusta hacer una receta con antelación por si me sale mal a la primera (cosa que siempre o casi siempre va a pasar) y para tener tiempo de mejorarla y después comparar las fotografías. Tenía que pensar receta, comprar los ingredientes y elaborarla. Y con todo lo que tenía que hacer el Martes...

Pues el Miércoles, tras darle un rato al coco se me ocurrieron varias ideas: Espirales de panceta con jamón y queso, espirales de jamón con espinaca, espirales de redondo con jamón y queso con salsa de perejil... Pero no es que fuesen difíciles de hacer, sino que no me gustaba del todo la idea. Solo tuve que bajar al súper para inspirarme en la receta que necesitaba. Los mejores platos, vienen así sin más.


Ingredientes para 4 comensales:

- Lonchas de bacón.

- Jamón en lonchas.

- Lonchas de queso.

- 1 calabacín.

- 6 o 7 fresas. 

- 5 cucharadas de azúcar.

- 1 naranja mediana.

- 250ml de agua.

- 1 cucharada y 1/2 de harina de maíz.

Elaboración:

1.- Primero empezaremos caramelizando la naranja al igual que hicimos para el Roscón de Reyes: disolvemos a fuego lento las 5 cucharadas de azúcar junto a los 250 mililitros de agua. Una vez disuelto, cortamos una naranja mediana en 4 lonchas y las metemos. Dejamos dentro entre 1 hora y 1 hora y media.

2.- Mientras se caramelizan nuestras naranjas, pasamos a hacer las espirales. Para ello, con la ayuda de un pelador o de un cuchillo afilado, hacemos tiras finas de calabacín.

3.- Sobre un plato, disponemos una loncha de bacón. Sobre ella, ponemos el jamón, el queso y el calabacín. Enrollamos y atamos con hilo para que no se nos abra. Repetimos el paso con todas las lonchas.

4.- Precalentamos el horno a 180ºC durante 10 minutos. Miramos cómo va la naranja. Si vemos que queda muy poca agua, la sacamos y dejamos secar en un plato aparte.

5.- Vamos a aprovechar la poca agua que quede ya que se habrá convertido en caramelo. Para ello, vertemos un poco más de agua y removemos. Lavamos las fresas, troceamos y añadimos a la cazuelita. Y, finalmente, las trituramos con la ayuda de una batidora o trituradora.

6.- Dejamos que hierva un poco. Mientras, metemos los rulos al horno a 200ºC hasta que veamos que están listos. Cada horno es un mundo, por lo que el tiempo varía en este caso.

7.- Seguimos con la salsa, si vemos que está un poco líquida, añadimos un poco de harina de maíz y removemos para que no queden grumos.

8.- Y solo nos queda emplatar. Nuestra propuesta, hacer en un plato redondo espirales con la salsa, poner un par de rulos, uno tumbado y el otro apoyado, y para dar el último toque, la naranja apoyada en ambos.