miércoles, 25 de diciembre de 2013

¿Reyes o Nöel? Roscón de Reyes relleno de Trufa



¡Feliz Navidad!


Otro año más ha llegado el Día de Navidad y los peques de la casa se habrán levantado corriendo a romper el papel de regalo y jugar con lo que Papá Nöel, el Olentzero o el Tío de Nadal nos hayan traído. ¡Pero tranquilos! ¡Que aún quedan el 5 y 6 de Enero! ¡Es hora de escribir nuestra carta a los Reyes Magos!

Queridos Reyes Magos,

Este año me he portado muy bien, me he aplicado mucho en mis estudios, en algunos más que otros, pero el esfuerzo me ha costado algo de salud. Me he aplicado mucho también en el blog, para no dejar a mis lectores sin deliciosos y sanos platos que cocinar cada día y he trabajado duro para ayudar en casa. No he hecho tanto esfuerzo como una madre, trabajando siempre fuera y dentro de casa por todos, pero sí he intentado facilitarla ese trabajo en lo que he podido, sobre todo cogiendo las riendas de la cocina. Por eso, me gustaría que este año me trajeseis una de las siguientes cosas para seguir domando los fogones:


- Una Kitchen Aid como la de la película "Toast", que aunque me encante batir a mano o con la de varillas un poco de ayuda no me vendría mal...

- Una máquina para aplanar la pasta, que quiero hacer un proyecto para el blog pero con rodillo es imposible...

- Una cocina con fuegos de gas, que aunque la factura se dispare por fin podré flambear un poquito algún plato y darle ese toquecito.

- Un horno de leña. Bueno... Igual aquí ya me estoy pasando un poco ¿No?

Sé que llegaréis cansados... A vuestro amigo el Olentzero le dejé unas galletitas con un vasito de leche y a su burro Astotxo una palangana de agua. A vuestros camellos también les dejaré la palangana y a vosotros este delicioso Roscón de Reyes releno de Trufa, que como sé que os encantará, os doy la receta.

Ingredientes para la masa madre:

- 90g de harina de fuerza.

- 50ml de leche semidesnatada.

- 5g de harina fresca.

Ingredientes para la masa secundaria:

- 120g de azúcar glacé.

- Ralladura de 1 naranja.

- Ralladura de 1 limón.

- 2 ramas de canela.

- 80ml de leche semidesnatada.

- 60g de mantequilla.

- 2 huevos.

- Un pizca de sal.

- Una chorretón de coñac.

- Un chorretón de aroma de azahár natural.

- 340g de harina de fuerza.

- 15g de levadura fresca. 

Para el relleno de Trufa:

- 500ml de nata líquida para montar (que sea más de 35,1% materia grasa).

- 4 cucharadas de azúcar.

- 2 cucharadas de cacao en polvo puro.

Para decorar:

- 1 huevo.

- Fruta escarchada.

- Azúcar humedecido.

- Almendra fileteada.


Elaboración:

Vamos a empezar con la masa madre, para ello, diluimos la levadura fresca en la leche. En un bowl grande vertimos la harina de fuerza, hacemos un volcán, y añadimos la leche. Mezclamos bien. Enharinaremos la mesa y pasamos a amasar hasta lograr una masa húmeda pero que no se nos pegue en las manos. Dejamos reposar 3 horas en un bowl grande tapado con un paño ligeramente humedecido.

¡Segunda masa! Comenzaremos aromatizando la leche: Rallamos la peladura de un limón y una naranja. Ponemos la leche a calentar sin que llegue a hervir junto a las ralladuras y la canela en rama unos 3 minutos, retiramos y dejamos templar.

En una cazuela grande, mezclamos la harina con el azúcar glacé. Hemos elegido una cazuela ya que en un bowl se nos va a quedar algo pequeño. Diluimos en la leche aromatizada la levadura y la vertemos sobre la harina junto a los huevos, la mantequilla a temperatura ambiente y la sal. Mezclamos bien, a ser posible con una batidora de varillas. La masa quedará algo líquida, no os preocupéis.

Mezclamos la masa madre con la segunda mansa, nos llevará un rato. Una vez mezcladas, enharinamos la mesa y amasamos un poco. Si veis que necesita más harina no dudéis en añadirla, recordad que tiene que quedar una masa húmeda pero que no se pegue. Extendemos un poco la masa y añadimos un chorretón de agua de azahar. Volvemos a amasar, probablemente habrá que añadir un poquito más de harina. Volvemos a extender un poco y añadimos un chorretón de coñac. Volvemos a amasar. Ahora tendremos que dejar reposar otra hora en un bowl con un trapo de cocina limpio levemente humedecido.

Transcurrido el tiempo, volvemos a enharinar la mesa y amasamos un poco para expulsar el gas. Dejamos reposar, ya sin tapar, otros 15 minutos. Pasados los 15 minutos, le damos forma de rosco y lo ponemos sobre la bandeja del horno con papel para horno. Si vemos que se nos cierra el agujero pondremos un círculo de emplatar en el centro. Untamos con huevo batido y dejamos reposar otras 2 horas más.

Ya solo queda esperar a que pase el tiempo, volver a untar con huevo y decorar. Para ello, podemos cubrir con el azúcar humedecido, sobre él almendra laminada y para finalizar fruta escarchada. En el horno previamente precalentado a 200ºC, metemos el rosco a 180ºC unos 15 o 20 minutos. Si vemos que la parte de arriba se tuesta demasiado, la cubrimos con papel de plata y listo.

Relleno de Trufa: 

Mientras el Roscón está en el horno cogeremos un bowl grande de aluminio que habrá estado desde el principio en el congelador, verteremos los 500ml de nata para montar junto con el azúcar y la montaremos con la ayuda de una batidora eléctrica. Cuando esté a medio montar añadiremos las dos cucharadas de cacao en polvo sin parar de batir y cuando finalicemos lo volveremos a meter en el congelador hasta que hayamos sacado el roscón del horno y haya enfriado.

Partiremos por la mitad en horizontal el rosco una vez se haya enfriado y untaremos con una lengua de cocina o con una manga pastelera el relleno y lo meteremos un poco al congelador o a la nevera, que no se derrita. En la nevera cogerá ya cuerpo y cuando lo saques estará perfecto.

¿Y vosotros? ¿Os ha dejado algo Papá Nöel u os ha traído carbón? ¿Habéis escrito ya vuestra carta a los Reyes Magos? ¿Qué habéis pedido?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

AddThis